El Pueblo de las Alternativas: LA REPUBLICA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

Por el derecho a decidir y a participar de niños, niñas y adolescentes

El Pueblo de las Alternativas-Alternatiben Herria es una iniciativa colectiva que bajo el lema “una vida soberana con todo derecho” trabaja para conseguir un nuevo modelo de sociedad alternativo al sistema capitalista en todos los ámbitos de la vida. Para ello el día 2 de junio se celebrará en Pamplona-Iruñea un encuentro plural y abierto para la reflexión, la reivindicación o la diversión, en el que se mostrarán diferentes propuestas alternativas a lo largo del día mediante charlas, debates, reuniones o espacios lúdicos y festivos.

Esta iniciativa popular pretende abordar un nuevo modelo social que ponga el foco de atención en las personas, por ello también nos parece imprescindible que los niños, niñas y adolescentes tengan un lugar protagonista como parte de la sociedad que son. Es por ello que hemos querido visibilizar su presencia en este Alernatiben Herria y reivindicar su derecho a participar de manera activa en nuestra sociedad a través de la Repùblica de los niños, niñas y adolescentesHaurren eta Nerabeen Errepublika.

Partimos de la idea que considera a los NNyA como personas, no como proyectos de futuro (persona que será), sino como personas con derechos y necesidades en el presente, con sus diferencias respecto a los adultos y al resto de personas que no han de ser en ningún caso razón y justificación de cualquier tipo de trato discriminatorio o excluyente.

A lo largo de la historia ha habido diferentes concepciones de la niñez, la adolescencia o la juventud. En la actualidad, al menos en el plano teórico, se abre camino una idea que entiende a los NNyA como sujeto de derechos, en especial desde la redacción en 1989 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN). Aún considerando sus avances, sin embargo no podemos obviar que son el capitalismo y el patriarcado quienes verdaderamente condicionan y definen un marco sociocultural de minusvaloraciación a la infancia y juventud, pero también a la vejez. Un modelo adultocrático en donde los NNyA quedan sometidos en un sistema sociocultural que les excluye del concepto de ciudadanía, y en el que no les queda más opción que transitar hacia la vida adulta, donde entonces sí podrán ser considerados sujetos plenos de derechos. Un modelo capitalista que en el mundo occidental considera a NNyA como un mercado más, o en el que la infancia más empobrecida es un suculento negocio para todo tipo de entidades supuestamente protectoras que no hacen sino reproducir, criminalizar y vivir de la pobreza. Un modelo en donde se prioriza el control social sobre la infancia, y donde hay cada vez menos espacios en los que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes puedan expresarse y desarrollarse libremente sin autoritarismos de ningún tipo.

Frente a esta realidad creemos que existen alternativas que reclaman el rol social y protagonismo de NNyA. Este paradigma no implica invertir la situación de dominación y que los niños y niñas sean los únicos con la capacidad de decidir, sino que se puedan generar espacios en los cuales puedan ser escuchados, su opinión sea respetada y sobre todo tenida en cuenta y compartida con las personas adultas sobre todo en aquellas cuestiones que les afecten. Se trata de una forma de autodeterminación, acompañada de las personas adultas en su nuevo rol de colaboradoras: niños, niñas, adolescentes y adultos en igualdad de condiciones.

Entendemos que la participación y el protagonismo son sobre todo herramientas socioeducativas para la transformación social, porque creemos en la educación como un instrumento para combatir las desigualdades sociales e injusticias que genera el capitalismo. Para que los NNyA tengan sus propias “armas” con las que poder abordar y hacer frente a esas realidades adversas de desventaja social con las que vivimos en nuestros barrios. Porque mediante su participación real se van haciendo más autónomos, más maduros, más libres, más solidarios, más comprometidos o más capaces de abordar cualquier circunstancia vital de manera individual o colectiva. Para que “pueden adquirir la confianza y la autoestima necesarias para hacer frente a situaciones de su vida y para lograr presencia pública y ciudadanía”. La participación real aporta responsabilidades, exige compromiso social con nuestras realidades, fomenta capacidades educativas, educa para la democracia popular. En definitiva construye personas y prepara para la vida.

La Republica de los niños, niñas y adolescentes (RNNA) pretende ser una iniciativa para generar el debate social sobre su papel en nuestra sociedad o en nuestras comunidades. Un espacio en el que difundir experiencias comunitarias del protagonismo social de NNyA alternativas al individualismo capitalista, al patriarcado o a la adultocracia. Un lugar para posibilitar su libre expresión respetando el ansia de explorar y descubrir con el que nace cada niño o niña. Una república que favorezca la autoorganización y su conciencia de clase, origen cultural o de colectivo social. Queremos que la participación de NNyA se sitúe en la agenda política, ya que sin duda será una de las grandes aportaciones para un cambio social que avance hacia la desaparición de las desigualdades.

Para todo ello la RNNA facilitará un espacio comunitario en la Plaza de la O en el que se podrán desarrollar todo tipo de actividades de carácter lúdico, artísticas, de entretenimiento, reivindicativas, etc. que surjan de la iniciativa e inquietudes de los niños, niñas y adolescentes. Para ello contaremos con un escenario de libre expresión, con dj’s y actuaciones de todo tipo. Para facilitar la buena marcha de este espacio a través del siguiente enlace podeis indicarnos nombre del NNA o colectivo y en que horario se quiere hacer uso, junto a un num de telefono para poder ponernos en contacto con vosotras.

* Así mismo el 13 de junio contaremos con la presencia de Enrique Martínez Reguera, filósofo, pedagogo y psiquiatra  cofundador de la Escuela contra la Marginación de Madrid y de asociaciones como la Coordinadora de Barrios. Autor de una extensa obra bibliográfica imprescindible para entender el negocio del maltrato institucional con la gestión empresarial de centros de protección y reforma, las leyes especiales para el control social de la infancia, o para entender cómo se ha deteriorado la educación pública con centros de enseñanza cada vez más cerrados y definidos a la lógica de la disciplina. Tras más de 40 años aplicados a revisar la pedagogía, 30 de intensa convivencia con niños y jóvenes marginados, han sido los propios niños sus mejores maestros.